Reformando mi cocina

Durante la vida útil de nuestras viviendas, en algún momento querremos, o nos veremos obligados a, reformar la cocina de casa, el punto neurálgico de la vivienda, la sala de máquinas donde pasamos gran parte del tiempo que estamos en casa.

Y son muchos los puntos a tener en cuenta para planificar de la mejor forma posible la reforma de nuestra cocina.

En primer lugar debemos tener en cuenta nuestras costumbres dentro de la cocina, si nos gusta comer en ella, o sólo cocinar… 

Los espacios a tener en cuenta dentro de la cocina se dividen en:

  • Zona caliente (zona de cocinado)
  • Zona húmeda (zona de lavado)
  • Zona seca (zona de almacenaje)

Zona caliente

Esta zona engloba una parte fundamental de la cocina, es la parte donde se ubica la vitroceramica, el horno y el microondas, en definitiva, todos los puntos calientes que utilizamos para cocinar.

En las cocinas de hoy en día se proyecta la columna de horno y microondas (uno sobre el otro), esta zona de armarios nos permite tener mucho más accesible los electrodomésticos, ya que nos permite tenerlos a una altura cómoda para su mejor utilización.

La vitroceramica o zona de fuegos, es recomendable que no esté muy apartada de la columna de horno y microondas puesto que son electrodomésticos que solemos utilizar a la vez, estos tres electrodomésticos son los que forman la zona caliente de la cocina.

Zona húmeda 

La zona húmeda de la cocina es fundamentalmente la que recoge el fregadero y el lavavajillas (en caso de que exista).

La ubicación del fregadero y lavavajillas deben ir de la mano. Solemos colocarlo cerca de la ventana, por lo que hay que tener muy en cuenta la altura de bancada y grifo, para evitar que la ventana no podamos abrirla porque golpee en el mismo.

Es muy importante tener en cuenta las instalaciones que son necesarias en esta zona, puesto que el desagüe y punto de agua deben estar correctamente ejecutados para evitar problemas de humedades y olores desagradables.

Zona seca

Esta zona debemos procurar alejarla de las otras zonas, pues es donde vamos a almacenar productos alimenticios.

Una forma recomendable de almacenaje, es media de cajones de extracción total, de esta forma, todos los productos almacenados siempre los tendremos a la vista cada vez que saquemos un cajón, pues nos permite tener una visión global de todos los productos, al contrario que ocurre con las estanterías, donde muchas veces los productos que quedan al fondo ni si quiera podemos verlos por la cantidad de productos almacenados.

Oficios intervinientes

Las difentes zonas que conforman la cocina, hacen que existan una gran variedad de instalaciones y materiales, por lo que debemos tener en cuenta los siguientes oficios:

  • Albañiles (demolición, ayudas, acabados)
  • Fontanero y electricista (instalaciones)
  • Carpintero (mobiliario)
  • Marmolista (bancada)
  • Escayolista (falsos techos)
  • Pintor (acabados en techos y paredes (si no existe azulejo)
  • Carpintero metálico (existencia de ventanas)
  • Empresa de electrodomésticos 

Como vemos, son muchos los aspectos a tener en cuenta, a demás de la decoración, tales como distribución de espacios, tipo de mobiliario, tipo de materiales y acabados, instalaciones varias, etc.

Por todo ello, recomendamos que la reforma de cocina sea supervisada y planificada por profesionales del sector, que tengan en cuenta todo tipo de problemas y soluciones a la parte más fundamental de cada casa.

Dejar un comentario